El calcetín rojo

El calcetín rojo

No sabía cómo enterrarlo.

Había muerto.

Y ella había llorado su muerte

Hacía una hora de aquello y no sabía cómo hacerlo.

Abrió el cajón buscándolo y lo encontró junto a su cuerpo.

Tenía un agujero.

Le llevó una hora encontrar el calcetín rojo. Para entonces el cadáver del ratón ya estaba tieso.

Carmen González (15 años)

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba